No te preocupes, ya mismo llegamos

April 30, 2013

Bendiciones hermanos!

Ha sido unos 7 meses que no he compartido algo en esta página, pero no es porque no ha habido que compartir.

Hemos visto la mano del Señor proveer para un apartamento en Horseshoe Bay, además viendo como las verdades de la Palabra en otros hermanos han empezado a romper tradiciones y ataduras para empezar a caminar en la heredad que el Señor ha preparado para ellos.  Además, sigo avanzando con las traducciones del material del programa de Televisión  de “La Voz de Sanidad”.  Gloria al Señor pues el Reino sigue avanzando para impartir estas verdades sobre el Cuerpo de Cristo en Latinoamerica.

Les quería compartir un testimonio que sucedió hace unos días cuando disfrute unos días con Oliver.

Todo empezó hace como mes y medio pues cuando estabamos con Oliver me preguntó si podíamos ir a jugar fútbol o al parque… y mi respuesta fue como “que pereza y además está nublado y parece que está lloviendo”.  Y entonces, después de que estuve de regreso en casa, el Espíritu del Señor me motivó a cambiar ese tipo de respuesta o actitud pues no es la manera como ahora nosotros como hijos de Dios deberíamos actuar (Gal 4:3).  En particular, el aspecto que estuve reflexionando fue la manera como Jesús lideó con las tormentas con las que se atravezó…. sea, caminó sobre ella (Mateo 14:24-25; Marcos 6:47-48; Juan 6:18-19) o la reprendió para que calmara (Mateo 8:26; Marcos 4:39; Lucas 8:24).  Y fue así que me di cuenta de cómo me había dejado atar por una circunstancia sobre la cual, yo tenía control…. y como eso, me impidió compartir preciosos momentos con mi hijo.

Así que la próxima vez que estuve con Oliver me acerqué y le pedí disculpas respecto a esa situación y le expliqué cómo la reacción que yo debí haber tenido debió haber sido la reacción de Jesús: haberle dicho a esa tormenta y a esa lluvia que se detuviera para así nosotros salir a jugar.  Y fue así que al siguiente día estabamos jugando fútbol afuera, estaba nublado y Oliver me preguntó si podíamos ir al parque… entonces yo le dije: ‘Sí, seguro, vamos a orar porque parece que quiere llover’.  Así que lo hicimos, ordené a esa lluvia que se vaya y que no iba a interferir con nosotros jugando en el parque.

Así que entramos y luego de un poco empezamos a alistarnos para salir.  Nos subimos en el carro y salimos.  Al salir del parqueadero nos detuvimos y oramos con Oliver pues parecía que estaba queriendo chispear.  Así que luego que oramos, le dije a Oliver: ‘mira, ahorita parecería que quiere llover, pero nosotros ya oramos así que para cuando lleguemos al parque todo va a estar en calma’.  Así que nos pusimos en camino… y luego a eso de la mitad del camino, empezó a llover, así que enseguida le dije a eso: ‘no, en el nombre de Jesús, te calmas’.  Y seguimos avanzando, y parecía que la lluvia se estaba poniendo más fuerte… y entonces Oliver me dice: ‘ay, parece que esta lluviendo mucho’… y enseguida le respondí: ‘tú no te preocupes pues cuando llegamos va a estar seco’.   Eso fue algo similar a lo que recientemente el hermano Juan manejó una situación con su hija… habíamos orado por ella pues tenía unos granitos que le estaban molestando en la piel.  Luego más a la noche me contó que los granitos parecían haber estado peor… y él simplemente le dijo: ‘hija, no te preocupes nosotros ya oramos y eso ya está de salida’…

Así que nosotros seguimos manejando, y y a 1/4 de camino de llegar al parque el tráfico estaba algo lento y congestionado, y seguía lloviendo… y Oliver preguntaba: ‘por qué hay tanto tráfico?’ Y le comenté que parece que había una carrera de triatlón así que por eso están más lentos los carros.  Y en eso el me respondió: ‘y sí está lloviendo, pero ya cuando lleguemos va a estar seco’.  Y le dije sí, no te preocupes, ya mismo llegamos… y empecé a darle gracias a nuestro Padre por su provisión.  En eso, ya llegamos a la callé principal y en cuanto empezamos a cruzar el puente que nos lleva hacia el parque, a la mitad del puente salió un sol de aguas.  Y luego de 5 minutos en que nosotros llegamos al parque adivinen qué?… pues la lluvia había cesado y el sol estaba brillando.  Gloria al Señor!

Estuvimos en el parque disfrutándolo para nosotros pues no había nadie ahí :-D.  La pasamos jugando a las cogidas y escondidas.  Y recuerdo que en unos 5 minutos que estuvimos ahí, como que empezó a chispear de nuevo y Oliver se quedó parado, y enseguida reprendí eso diciendo: ‘Lluvia, en el nombre de Jesús, VETE!  Te secas ahora’…. y en eso Oliver salió corriendo para seguir jugando.  Aleluya al Cordero!  La pasamos de lo más rico y disfrutamos mucho de ese tiempo jugando en el parque.  En verdad doy gracias al Señor por la oportunidad de haber sembrado estas semillas de verdad en la vida de Oliver.

Hermanos, esto debería ser normal para todo creyente.  Cómo puedo decir eso?  Pues es simplemente la Verdad que la Palabra revela para nosotros.  En Juan 14:12 la Escritura nos dice: “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, las obras que yo hago él también las hará;  y mayores que éstas hará, porque yo voy a mi Padre”.  Ok, creen ustedes en Él?  .  Ok, pues perfecto.  Esa resulta ser la única condición para que esto aplique a alguien!  Entonces cuáles obras son las que va a hacer la persona que cree en Él? Las mismas y mayores que esas.  Por qué?  Porque Jesús iría al Padre.  Fue Jesús al Padre? Sí.  Ok, y que tiene que ver eso con uno haciendo las mismas obras y mayores? Pues simplemente una vez que Él regresó al Padre, ahora Jesús nos ha enviado Su Espíritu para que habite en nosotros y el Espíritu Santo – a través del creyente – es quien realizará las misma obras y mayores.  Muy sencillo, no?  Pues sí, en Cristo hay simplicidad y pureza (2 Cor 11:3)

Lo único que quiero con todo esto que he compartirlo es motivarlos a seguir creciendo en Él en todas las cosas… esta es la heredad que pertenece a todo creyente.  Cristo pagó con Su vida para que ahora caminemos en esto… ESTE es el misterio que estuvo escondido por generaciones pero ahora ha sido revelado! (Col 1:26-29).

Toda la creación está esperando que el creyente entienda su identidad y participación en el plan de la redención (Rom 8:19)… no es simplemente el mensaje que se escucha, un mensaje que es muy similar al mensaje de Juan el Bautista (allá está Jesús)… NO!  Ahora el mensaje es el mensaje de Jesús, y lo que Él hizo.  El mensaje que llevamos es el mensaje de la reconciliación, es el mensaje del Reino: el amor y el poder de Dios a través de Jesucristo… En Palabras del Señor: ‘el MENOR en el Reino es Mayor que Juan’ (Mateo 11:11; Lucas 7:28)… a qué se refiere Jesús con esto?  Pues es sencillo… Juan el Bautista NO tenía al espíritu de Dios viviendo dentro Él… Él vio a Jesús venir, pero le vio partir… Por otro lado, el creyente NUNCA está separado de Jesús!  El está en/con nosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mateo 28:20).  Ahora el creyente no necesita decir ‘allá está Jesús, búscalo’… sino más bién ‘Él está AQUÍ adentro, lo que tengo te doy!’

Hermanos, si esto es lo que la Palabra declara de nosotros, como es posible entonces que sigamos teniendo la misma perspectiva que Juan el Bautista?    Cristo HA resucitado, pero lastimosamente muchos creyentes todavía actúan como si no habría venido todavía (El Bautista) o como si estuviera aún en la tumba (Religión).

Brillen vuestra luz, y SEAN quién Él les ha llamado a que sean: HIJOS de Dios.  Aleluya!

Advertisements

Hierro afila hierro…

August 15, 2012

Gloria al Señor!

Quería compartirles algo que sucedió ayer en la visita al geríatrico que visitamos el 2do Martes de cada mes.  Bueno, para que entiendan la perspectiva que tenía en ese día, tengo que compartirles lo que había sucedido en los días anteriores.

Generalmente, a diario siempre estoy visitando el Foro de JGLM.  Por lo general hay peticiones de oración sobre las cuáles envío palabras de vida y decreto para que las situaciones se alinean aquí en la tierra como ES en el Cielo: ahí no hay enfermedad ni problemas, así que así debería serlo en los lugares que cualquier Cristiano va proclamando el Reino (Mateo 10:7-8).  Pues bien, además en el Foro hay gente que plantea preguntas sobre nuestro caminar en las Verdades que ahora estamos caminando y adicionalmente hay lugar para testimonios.  Precisamente, un hermano había escrito algo sobre un testimonio al visitar un Centro Comercial.  Resulta que mientras estaba por el Centro Comercial, se atravezó con una señora que estaba en una silla de ruedas y su hija la estaba empujando.  Se acercó y le preguntó que le había sucedido y era una situación de sus rodillas que iban a necesitar ser operadas por falta de fluido en las articulaciones.  Entonces este hermano le dijo que iba a orar y que el Señor la iba a sanar, a lo cuál la señora dijo algo como ‘sería bueno, pero eso no sucede’.  Me gustaría recalcar que ya en este punto, la mayoría de creyentes se verían bloqueados de acuerdo a su teología pues la señora ‘no cree en sanidad’ o ‘no está en una actitud para recibir’… pero este hermano le insistió pues él conoce SU identidad en Cristo y sabe que señales siguen al creyente y no depende de la persona enferma (Marcos 16:17-18).

La señora accedió a que él orase así que él puso su mano sobre las rodillas de ella, ordeno a su cuerpo que se sane y que funcione bien, y que el dolor e inflamación se retire.  Este hermano comentaba que mientras el oraba, la señora continuaba en incredulidad diciéndole a su hija sobre como el problema era tan intenso y que ya muy pronto sería operada.  Después de esto, terminada la oración, este hermano puse estas palabras en el Foro compartiendo lo que sucedió: ‘… terminé de orar. Le dije que se levantara y empiece a moverse pues Jesús la había sanado. Lo cual insistí pues entre todas las quejas que estaba dando, ELLA NO SABÍA QUE ESTABA SANA’.   Así que la señora se levantó y empezó a mover sus piernas, las cuales para su asombro, no mostraban ningún problema ni dolor.

Aleluya al Cordero!  Acaso no es tan grande Nuestro Señor?!  Pues bueno, cuando leí eso, las palabras ‘ella no sabía que estaba sanada’ retumbaron dentro de mí… y precisamente fue lo que saltaba dentro de mí cuando estuve ministrar a otros.  La situación es esta… de las muchas situaciones en las que he estado en contacto con una persona a quien necesito ministrar, cuando derrepente uno ve un bastón, o un yeso, o unas muletas, o una silla de rueda, etc etc… lo que sucede es que repentinamente vemos a esa situación y el enemigo empieza a levantar argumentos a favor de ese gigante (en nuestros ojos).  Y muchas veces, nuestra actitud ante esos falsos gigates es retirarnos y no enfrentar al enemigo.  Pese a que Dios está ahí (porque el Creyente está ahí), y está listo para establecer su Palabra sobre esa situación, nosotros dejamos que los sentidos digan y determinen QUIENES SOMOS… derrepente somos como langostas en nuestro parecer (Números 13:33) EN VEZ de correr hacia el combate (1 Samuél 17:48) y manifestar a Jesucristo en esa situación, y simplemente DEJARLE FLUIR a través de nosotros .

Así que bien, desde que leí respecto a ese testimonio… todo eso me provocó (Hebreos 10:24) a seguir creciendo en Él en todas las cosas, pues sabía que Él no hace acepción de personas y si lo hizo a través de este hermano, situaciones similares que yo encuentre (y que antes intentaban paralizarme para no ponerlos en libertad) también tendrán que doblar su rodilla ante Jesucristo.  Acaso es porque soy especial y tengo un ‘don’ (lo cual es la excusa típica de la religión)… para nada!  Simplemente, se está cumpliendo la Palabra que Jesucristo proclamó respecto a sus Creyentes lo cual no tiene nada que ver con el creyente en sí, sino por el hecho de que Él regresó al Padre (Juan 14:12-13).  En verdad, cuando uno entiende esto, el evangelio y ministrar en el Amor y Poder de Dios se vuelve bien sencillo.  Por qué?  Porque no se trata de nosotros… sino de Él viviendo a través de nosotros!

Piensen en esto, todo grupo Cristiano sabe que el creyente debe imitar a Cristo, y que no es por nuestro esfuerzo, sino por su Espíritu que mora en nosotros.  Pues bien, si el mismo Espíritu que tenía Cristo ESTÁ en nosotros… porque las doctrinas religiosas derrepente enfatizan el comportamiento moral y ponen de lado el ámbito sobrenatural?  Que tipo de ministerio hubiera sido el de Jesucristo, el Hijo de Dios, si en su ministerio en la Tierra… todo su enfoque era un caminar moral.  Acaso eso no lo haría un lider religioso como cualquier otro lider de religión en el mundo?   Pues entonces, si nosotros SOMOS hijos de Dios… y el MISMO Espíritu está en nosotros, acaso estamos tan cegados por las trampas que el enemigo ha puesto para que el CUERPO de Cristo, no camine como debería hacerlo, que es IMITANDO a Cristo EN TODO ASPECTO?   Hermanos, escuchen al Espíritu de Verdad que está en ustedes… algo los llama al algo por encima de lo que vuestra congregación, afiliación, o grupo los ha encerrado.  En este mismo momento, el Espíritu en ustedes está saltando queriendo mostrarle la VIDA que les pertenece en Cristo, pero su mente está tratando de callar todo lo que les apunta a la Verdad.  Y en verdad, es para la ventaja del enemigo que le aprovecha que estas verdades no sean descubiertas por los hijos y herederos de Dios.  Por favor, contáctame si hay algo en lo que les pueda ayudar… el plan y destino que el Señor ha preparado para vosotros, y para las personas que los rodean están en la balanza!

Pues bien.  Estando ahí en el geriátrico empecé a ministrar a la gente, y luego cuando ya habíamos ido por los distintos cuartos, regresamos a la sala principal.  Ahí fue que me encontré con una señora en una silla de ruedas – adivinen que es lo que el enemigo empezó a enviar a mi mente.   Empecé a conversar con ella para ver como estaba pues hace un mes había orado por su hombro y el Señor la liberó de sus problemas.  Su hombro ya no le estaba dando problemas, pero ahora me comentó estaba con problemas en sus rodillas que le dolían.  Estuve tentado a simplemente escuchar lo que el enemigo me decía: ‘nunca has hecho esto, nada va a pasar’… pero en medio de eso, li dije que iba a orar por ella.  Simplemente me paré a su lado puse mi mano sobre su hombro, y dentro de mí empecé a gozarme en el Señor, pues la Virtud que Él había depositado en mí estaba fluyendo hacia ella.   Después de unos segundos simplemente, le dí gracias a Nuestro Padre por su Amor y porque esos dolores en sus rodillas no podían permanecer.  Yo sabía que debía preguntarle a la señora a que chequee el dolor… pero el enemigo siempre va a atacarnos con sugerencias en nuestra mente como: ‘no va a pasar nada, esto hacen otros Cristianos pero el Señor no obrará esta vez’… pero fue entonces que las palabras compartidas en el testimonio ‘ella no sabía que estaba sanada’ resonaban y resonaban en mi… así que finalmente le dije: ‘ok, como está ese dolor?’ Y con una sonrisa bien grande me dijo: ‘se fue’… Con la sonrisa que tenía en mí, simplemente le dije: ‘sabe’quién acabó de sanarla?’ Y dijo:  ‘Jesús’.   Así que simplemente le dije que esto es algo que Jesús había ya provisto para ella pues el la ama muchísimo, y dió su vida por ella.  Aleluya al Cordero!  Sé glorificado Padre Santo!!

Dios es tan bueno y desea tanto manifestar A OTROS su Amor y Poder hacia ellos.  Pero no lo va a hacer ‘soberanamente lloviendo del Cielo’… no!  Lo va a hacer a través de Su Espíritu… y Su Espíritu está en quienes creen en la obra de Jesucristo…. ojo, que no dije, en los que creen en sanidad, o en los que creen en milagros, o en los que tienen ‘dones’.  No, simplemente dije lo que la Palabra dice acerca del Creyente (Juan 6:28-29; Juan 14:12-13; Marcos 16:15-18, 20)… el creyente ‘común y corriente’ es la persona especial en los ojos de Dios.  Por qué?  Porque el ser Creyente es el común denominador para TODO aspecto en el cuerpo de Cristo… uno no puede ser pastor, maestro, evangelista, profeta, apóstol, sin primero ser un creyente!   El Creyente es el soldado del ejército de Dios (2 Tim 2:3-4)… y lo que hace especial al creyente es el hecho que el Espíritu de Dios mora en él.  Aleluya!

Un último aspecto que quería compartir con ustedes es esto que sucedió que me empujo a actuar y caminar en mi identidad como hijo de Dios.  Fue gracias al testimonio que este otro hermano compartió en el Foro.  Y lo principal a recalcar es que en verdad eso es lo que en las congregaciones se debería estar haciendo!  La congregación debe ser una comunidad en la cual ahora nuestra VERDADERA identidad en Cristo, como Santos de Dios – ojo, no como ‘pecadores salvados por gracia’… eso lo fuimos, pero ahora ya no lo somos porque FUIMOS NACIDOS (tiempo pasado) del Espíritu, y ahora SOMOS (tiempo presente) herederos del Reino (Efesios 2:4-13; Colosenses 1:1-13; Romanos 8:10-17).

Y esto es PRECISAMENTE lo que la Palabra confirma en Hebreos 10:24-25… lo cual desde el púlpito se utiliza para ‘traer /mantener’ a la gente viniendo al edificio… ojo, estoy haciendo una distinción a propósito entre el propósito de la iglesia (comunidad de creyentes) y el edificio.  La forma en que el pasaje en Hebreos es traducido por Wuest es: ‘y vamos a estar constantemente dando cuidadosa atención UNOS A OTROS con el propósito de estimular unos a otros al amor ya las buenas obras. No fallando en el de congregarnos, así como la costumbre de algunos, sino exhortándonos UNOS A OTROS, y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca’.   Ahora la pregunta clave es esto, cómo es que uno puede prestar CUIDADOS ATENCIÓN o exhortar los UNOS A OTROS… si el edificio en el que se reúnen hay siempre 500, 1000 personas?  En verdad, en el texto griego, la imagen que esas palabras dan es la de un conocimiento no a la superficie… sino en verdad, el aspecto que uno llega a conocer cuando se vive en comunidad con otras personas.  Si hay alguien que siempre es abierto y cálido en su personalidad y derrepente empieza a apagarse… todo eso, no se puede ver, a menos que el grupo sea pequeño.   Lo único que estos versículos muestran que el ‘sistema’ (de los edificios) que se ha elaborad, se ha desviado de curso y su función está tergiversada.  Pregúntense esto… cómo es que puedo saber si hay una persona que interprete si en el edificio hay 100, 500, 1000 personas? (1 Cor 14:27-28)… en verdad eso no sería posible, a menos que esto sea en grupos pequeños.

Muchos pensarán que propongo ‘Grupos Celdas’ y seguir manteniendo las reuniones en el edificio… pero, no es eso.   El sistema actual está diseñado para CONVERTIR GENTE (acaso no escuchamos semana a semanas lo mismo: tráigan gente, invítenlos, traíganlos a que el Dios viviente ‘toque sus vidas’)… y es cuestión del pastor ‘traerlos a Cristo’.  Pero en verdad la Gran Comisión se trata de el Creyente es el que debe HACER DISCÍPULOS – y en vez de ir a ‘traer’… él debe IR a ellos y a través del Creyente, Dios manifestarse para mostrar Su Amor y Poder hacia la gente que el Creyente encuentra.   Por qué?  Porque DIOS YA NO ESTÁ en un edificio… por más dulce que la atmósfera se ponga, eso paró cuando el velo del Templo fue roto… ahora Dios está EN NOSOTROS!   Algo que altamente recomendaría a todos es esto: paren de llamar al edificio la ‘casa de Dios’…. y más bien Alaben y den gracias de que SOMOS LA CASA DE DIOS.  Hay un propósito para el edificio… pero no es el propósito actuál!

Dios creció!

March 24, 2012

Muchas veces cuando ministramos, nuestro enfoque es en ‘nuestra preparación’.  Y es verdad, que hay un aspecto de que a medida que caminamos en la Verdad y crecemos en Él en todas las cosas, cada vez más y más el Espíritu de Dios se manifiesta a través de nosotros.  El día de ayer me encontraba alistando la ropa que había sido lavada y necesitaba ser planchada.  Mientras hacía todo eso, me puse a escuchar el CD que el hermano Curry Blake había enviado a los socios del ministerio.  Era el CD para el mes de Marzo llamado “Experimentando la provisión de Dios”.

El CD empezaba con la perspectiva de que ahora nosotros como hijos y partícipes del Reino debemos tener respecto al dinero/provisión:

1) No es respecto a lo que viene a nosotros según preceptos naturales de siembra y cosecha.  Esto puede sonar extraño para muchos, pero sí, la siembra y cosecha es un principio NATURAL que funciona en el mundo y no sólo cuando se corren campañas en congregaciones para recolectar fondos (lo curioso es que desde el púlpito sólo selo presenta como… den y recibirán).  Es más… en verdad, cuando uno está en apuros, uno NO PUEDE SEMBRAR para cosechar, sino más bien uno necesita un MILAGRO!   Por qué?  Porque la siembra y la cosecha involucran TIEMPO.   He ahí un tema que no se presenta desde el púlpito a menudo…

2) No es según mi obediencia a la Ley (diezmos y ofrendas).  Lastimosamente esto también suena extraño para muchos… pero el sistema de diezmos y cosechas se estableció bajo la Ley cuando existía el sacerdocio Levítico.   Y en verdad, la Ley en sí trae las sombras y tipos que apuntan a nuestro Señor Jesucristo.  Y saben algo, el diezmo y las ofrendas son parte de eso!  Así que todo lo que se relaciona a Diezmos y Ofrendas desde Éxodo hasta los Evangelios (sí, los eventos en los Evangelios sucedieron bajo la Ley)… no se pueden aplicar al Cristiano.   Además, aunque muchos toman ejemplo de los Patriarcas antes de la Ley: Abraham, Isaac, Jacob… para referirse al diezmo, en verdad en un estudio más profundo, lo que en verdad están sugeriendo ponernos a guerrear en contra de vecinos, luego tomar el BOTIN de la lucha y de eso dar al Señor… o talvez puede que sugieran que debemos hacer un trato con Dios para que si Él nos bendice y cumple lo que le digo que haga, entonces daremos al Señor.   Pero esto no es lo que uno escucha desde el púlpito tampoco…

PERO, lo que sí se aplica a nosotros se suma en “No temáis, manada pequeña; porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino” (Lucas 12:32).  Ahora, como hijos de Dios el REINO nos pertenece.  Si Dios no escatimo a su propio Hijo y lo entregó por nosotros, cómo no nos dará CON Él todas las cosas!  (Rom 8:32).  Se dan cuenta de eso… CON ÉL vino la provisión.  Nuestra prosperidad no es algo que viene luego de confesar, decretar, creer que recibo cuando oro… NO!  Sino que se encuentra EN CRISTO!  Aleluya! 

Ahora, cuál fue la actitud de Cristo respecto a finanzas?  Pues muy sencilla… nunca se preocupó al respecto pues SABÍA que el Reino estaba a su disposición!  A tal punto que cuando se necesitaba dinero para pagar tributo… que fue lo que hizo, simplemente dijo: ve y pesca, y en la boca del primer pescado encontrarás el dinero.  Aleluya!  La provisión sería provista por El Padre para la necesidad que se presentara.  Por qué?  Porque Él era el Amado del Padre en quien Él esta muy complacido!  Ahora, acaso no es eso lo que la Palabra dice de nosotros en 1 Juan 4:17, Efesios 1:6, Col 2:9-10.  Es por eso que ahora cuando el Cristiano da, simplemente es un fruto del corazón por lo que el Señor ha hecho.  Simplemente gratitud para con Él de tal manera que podemos seguir expandiendo el Reino y sus Verdades con lo que hemos sido prosperados.

 Cuando nos damos cuenta de quienes somos en Cristo y empezamos a operar bajo los principios del Reino y que TODO está a nuestra disposición… derrepente, ya nuestra perspectiva NO es: será que sucede o no?  será que tendré lo suficiente? será que podremos hacerlo?  NO!  Ya la perspectiva no es una perspectiva de CARENCIA… sino una perspectiva de PLENITUD!  Por qué?  Porque si estamos enfocados en la obra del Reino, podemos estar tranquilos de todo lo accesorio pues TODAS las cosas son añadidas a medida que buscamos el Reino y su Justicia.  Y por cierto, ya la Justicia, no hay necesidad de buscarla pues ahora SOMOS la Justicia de Dios en Cristo… así que lo  único que estamos haciendo es simplemente expandiendo el Reino y haciendo que su Voluntad se cumpla sobre la Tierra así como es en el Cielo.   Y ese es el mensaje del Evangelio del Reino de Dios.

Bueno, pero eso no es lo que quería compartir con ustedes.  Es aspecto que más me impactó fue algo que el hermano Curry compartió a la mitad del CD.   Ahí compartía que había estado en una iglesia Rusa en Washington y que para predicar había necesitado la ayuda de un intérprete.  Y que luego cuando era tiempo de ministrar a la gente enferma, que por alguna razón el intérprete no aparecía.  Bueno, así que el hermano Curry empezó a ministrar a la gente, sabiendo que apesar de que las personas le hubieran podido expresar cuál era el problema… de todas maneras, la solución iba a ser la misma: JESUCRISTO!  Aleluya.  Así que simplemente fue ministrando sobre la gente: ‘en el nombre de Jesús, sea libre.  Vida sobre este cuerpo.  En el nombre de Jesús sea libre”.   Para el siguiente día cuando el pastor de la congregación llamó para que den testimonio… toda la gente que fue ministrada fue sanada!  Aleluya.

Lo que el hermano Curry compartió fue que esa noche en los ojos de él, Dios CRECIÓ.  Por qué?  Porque Él no necesita que sepamos todos los detalles o que estemos preparados para poder llevar a cabo lo que necesite realizarse…. NO!  Sino que sabiendo que el Espíritu de Dios que mora en nosotros SIEMPRE ESTÁ LISTO… podemos estar seguros que a medida que vamos, el trabaja a través de nosotros.  Además, si en vez de que nuestro enfoque sea en ‘fe’ o ‘tener fe’ (lo cuál se ha convertido en el mayor ídolo del mundo Cristiano- sin darse cuenta que EL OBJETO de nuestra fe es lo que cuenta! ), sino que más bien cuando el enfoque es en la naturaleza y carácter de Dios, en su bondad y amor por la persona a quién ministramos, esa es la perspectiva que nos permite seguir avanzando más y más según crecemos en Él en todas las cosas.

Pues bueno, luego de haber escuchado ese mensaje tan bueno, recuerdo estaba conectado al Skype y tuve la oportunidad de ministrar a alguien que estaba sin energías y fuerzas.  Yo sabía que además había una situación en sus ojos que le estaba molestando según una conversación anterior que habíamos tenido, pero para esta vez no era algo que se mencionó.  Pues bien, cuando ministré, en verdad mi enfoque era en la grandeza y bondad de Dios que tenía por esta persona, y en la oración que envié fue algo bien genérico, para nada enfocado en los ojos o en su cuerpo.  Y Gloria al Cordero!  La forma como el Espíritu de Dios se movía fue poderosa.  La persona me contaba que su visión había aclarado que todo era claro, que estaba rodeada de una paz y tranquilidad, y su pesadez se estaba desvaneciendo.  Aleluya!

Ese es el Dios que vive en nosotros.  Jesucristo nos reveló el verdadero carácter y naturaleza del Padre y es el único modelo en quien debemos enfocar cuál debe ser nuestro ministerio (Heb 1:2-3).  Él no ha cambiado en su caracter y naturaleza… y si eso es así, qué creen que Él va a querer hacer cuando hay una persona que necesita ayuda sea de finanzas, sea de sanidad, o sea de provisión?  Pues Él QUIERE suplir esa necesidad pues Él ama a esa persona!  Pero Él no lo hará ‘soberanamente’ como si cayera del cielo… NO!  El utilizará los pies y manos de Su Cuerpo para poder llegar y tocarlos.   Que triste que debido a muchas tradiciones del hombre, nosotros mismos nos desenchufamos de lo que Él quiere hacer en el mundo… y es relegado al ‘hombre especial o ungido’, o ‘a la persona con un don espiritual’… cuando la Palabra es muy clara que el CREYENTE mismo, es el que lo hará… y ese creyente no tienen ningún calificativo de especial, de dotación, o cualquier otra tradición que tratamos de construir al respecto.   Más bien dicho, me corrijo, sí, el creyente tiene algo especial… es un don especial… y se llama EL DON DEL ESPÍRITU SANTO y quiere hacer las mismas cosas y mayores que Jesús hizo en la tierra!  Por qué?  Acaso porque ayunamos o estudiamos o somos especiales o porque estamos preparados para una nueva situación?  NO!  Sino, porque Él fue al Padre… y ahora Él se derramó devuelta sobre la humanidad y mora en el creyente! (Juan 14:12)

Como un niño desobediente…

March 4, 2012

Este testimonio es algo que me mostraba como es importante  nuestra determinación para que algo se alínee conforme a la Palabra.

El día de hoy había la reunión mensual en uno de los ancianatos que sabemos ir a visitar con el grupo de voluntarios en la congregación.  A eso de más o menos las 10 de la mañana me levanté y cuando estaba yendo al estudio para continuar añadiendo subtítulos a los videos del  Entrenamiento de Técnico de Sanidad Divina me dí cuenta que el clima estaba todo nublado y como que quería empezar a nevar.   Así que proseguí con mi trabajo de aumentar subtítulos y en cierta forma pensaba: ‘que bien, con eso me quedaré aquí para seguir con las traducciones’.  Pero en seguida me di cuenta y dije: ‘NO!  La gente allá necesita del Amor y del Poder de Dios!’  Así que me paré y empecé a reprender para que pare de nevar y que el clima se calme, y que la tormenta no se desataría hasta la noche en el nombre de Jesús.

Yo continué haciendo las traducciones y en unos 15 minutos cuando fui a ver como estaba afuera, el sol estaba brillando y las nubes se habían abierto para dar paso a la luz.  Gloria al Señor pensaba!   Así que con eso continué con las traducciones pues tenía tiempo hasta como la 1:30 de la tarde antes de ir al ancianato.  Luego, a eso de las 11 de la mañana, nuevamente me levanto a ver, y el clima estaba empezando a querer nevar.  Así que me puse en oración ordenando a la nieve que cese y que se retire.  Mientras seguía con las traducciones en unos minutos ya los copos de nieve pararon.  Nuevamente eso paso a eso de medio día y a eso de la 1 de la tarde, y en cada una de esas ocasiones me levanté y proclamé que esa nieve tenía que detenerse y el clima estar sin problemas para que podamos llegar al ancianato.  Lo cual sucedía minutos después de cada vez que ordenaba esos cambios.

Me dirigí al ancianato con el clima todo calmado, sin problemas de nieve.  Llegué al lugar, el Señor derramó su Amor y aflicciones de personas cambiaban al decretar y traer el Reino sobre esas situaciones.  Luego de eso, ya a eso de las 3:30 de la tarde cerca de llegar a casa parecía que estaban empezando a caer copos de nieve.  Y nuevamente dije no, oré para que el clima se arregle y no caiga nieve.  Ya en casa así mismo, practicamente a las 4 de la tarde nuevamente quería empezar a nevar.  Dentro de mí decía, bueno, ya podría empezar a nevar sin problemas pues ya fuimos al ancianato, pero sin embargo decidí, que no iba a ser así, pues a las 10 de la mañana yo había dicho que la tormenta no podía caer sino hasta la noche.  Luego,  a eso de las 5 de la tarde, cuando fui a chequear en la ventana y asegurarme que el clima esté obedeciendo, ví que estaban cayendo copos de nieve grandes y dije: “No!  Tormenta, no puedes caer sino hasta las 6 de la tarde en el nombre de Jesús!” .  A eso de las 5:30 de la tarde nuevamente quería empezar a nevar, así que ordené que eso se detuviera que no podía nevar hasta más de noche.   A eso de antes de las 6 me levanté y dije: ‘Ahora, sí… PUEDES nevar’.   Y aquí viene lo maravilloso, yo continué haciendo las traducciones y en unos 5 – 10 minutos cuando fui a ver que estaba pasando, por la ventana no se podía ver NADA.  Sólo se veía la nieve espesa que caía.  Gloria al Señor!

En toda esta situación, esto es lo que el Señor me explicaba: cuando vamos determinados a la obra para que las circunstancias cambien y se alíneen con la Palabra de Verdad.  Algunas circunstancias van a ser como niños desobedientes, que van a tratar de comprobar que tan serios estamos cuando decimos algo… y si nosotros no establecemos con firmeza lo que hemos decretado, los niños desobedientes se saldrán con las suyas.  De la misma manera, cuando sabemos que algo TIENE que cambiar y obedecer y nos imponemos sobre esa situación estableciendo que ‘ESTO VA A SER COMO YO LO HE DETERMINADO’…. esa actitud de nosotros es la que muestra (debido a nuestras acciones) que creemos en Él, pues ‘La Palabra dice esto… así que esta situación tiene que cambiar!’ (la fe produce acción).  Un gran ejemplo en los evangelios es el caso de la mujer Cananea (Mateo 15:21-28).  Ella fue a Jesús buscando sanidad para su hija… pero debido a que Dios tenía pacto sólo con el pueblo Israelita, Jesús le responde diciendo: ‘mira, esto le pertenece a los hijos no a ustedes’.  Ok, piensen en esto: el representande de Dios sobre la tierra, la voz de Dios sobre la tierra le dice a alguien: ‘No, esto no te pertenece’… todo tipo de religión o teología podrían ser construidas conforme a esa respuesta para justificar la ‘declaración de fe’ de esos grupos.  Pero si continuamos leyendo, Jesús termina diciéndole a la mujer: grande es tu fe… y su hija terminó siendo liberada de la opresión del demonio.  La actitud de la mujer cananea demuestra en principio que es lo necesario para recibir el comentario de  ‘grande es tu fe’:

– En primer lugar, debido a que eso no le pertenecía a ella… en verdad ella NECESITA gran fe para pedir algo de Dios!

– En segundo lugar, a pesar de haber recibido un ‘NO’ como respuesta, ella determinó que eso no iba a ser suficiente para lo que ella venía, y que debido a la sobreabundancia de la Gracia y Misericordia de Dios, esa bondad también iba a tocar a su hija.  

Ahora, antes de que nosotros como Cristianos tratemos de ponernos en esas 2 categorías para ‘calificar’ y recibir de Dios, debemos darnos cuenta que CRISTO es quien nos califica!  Si eres Cristiano, tienes al Espíritu de Dios viviendo en ti (Rom 8:9-11), debido a que el Espíritu es el sello de nuestra pertenencia al Reino de Dios (Efesios 1:11-14), entonces Dios NO PUEDE DECIR NO a sus promesas, por qué?  Porque todas las promesas son sí y amén en Cristo (2 Cor 1:17-22)… Ahora que estamos en Cristo, las promesas ya dejaron de ser promesas… ahora NOS PERTENECEN en Cristo  (Rom 8:29-32).  Con Él nos ha dado todas las cosas, y es su buena voluntad darnos el Reino! (Luc 12:29-32).   Así es que, si hay algo que se está interponiendo en que eso que nos pertenece (no sólo para nosotros, sino TAMBIÉN para traer el Reino a la tierra en la vida de otras personas), es algo del enemigo, algo del adversario y simplemente tiene que ser lideadas de la misma manera que Jesús las trató: las deshizo!

Nosotros, como hijos de Dios (no de acuerdo a la carne, o a la tradición de nuestros ancestros) – y ojo… toda la humanidad en el sentido de que Dios es creador, es un hijo de Dios… pero sin embargo, no toda la humanidad pertenece a Su Reino…  Miren, cada uno individualmente debe llegar al punto de entender que es lo que Jesús representa en nuestras vidas…. es simplemente una imagen de marfil colgada en un madero dentro de un edificio… o entendemos lo que Su Sacrificio representa, y que por medio de aceptar ese sacrificio, lo que ERA nuestra vida – al momento que lo recibimos a Él como Señor y Salvador: AHÍ TERMINÓ nuestra vida, y ahora vivimos en Su Vida, en novedad de Vida.  No para nosotros mismos, sino como representantes del Reino al que ahora pertenecemos.  Hermanos, Jesucristo vino a hacer aquí en la tierra no fue para ‘tener una nueva religión’ (ya Dios tenía el judaísmo!) – No!  El vino para que cada uno a través de Él pueda ahora sí llevar a cabo los planes y propósitos que Dios tenía desde la fundación del mundo!  Todas las religiones saben acerca de Dios… pero sólo a través de la Cristiandad uno llega a conocer/experimentar Su Vida, por qué?  Acaso es porque dejamos de hacer las cosas malas y nos esforzamos por hacer las buenas?  NO!  Eso es religión!   No, ahora Él es quien vive a través de nosotros… SOMOS una nueva criatura (2 Cor 5:14 – 2 Cor 6:2), y SOMOS hechura suya (Efe 2:4-10)!  Hay algo que es bien poderoso y se aplica no sólo respecto a como entrar al reino, sino también como continuar en el Reino:

Jesús + nada = 100%     PERO     Jesús + algo = 0%

Podría adentrarme en todo esto pero seguiríamos aquí enfocados en otro tema aparte de lo que quería compartir con este testimonio.  Nosotros debido a que pertenecemos al Reino de Dios… no necesitamos ‘gran fe’!  Por qué?  Porque pese a que en la religión hay un enorme enfoque a ‘tener fe’… Jesucristo sólo mencionó a 2 personas con gran fe… una fue la mujer cananea, y el otro fue el centurión romano… AMBOS eran gentiles, separados del pacto de Dios con Israel.  Si una persona es Cristiana, PERTENECE al pacto establecido entre Dios y Jesús… Miren, uno necesita fe para algo que no ha sucedido aún… (en el antiguo testamento TODOS esperaban en fe por el Mesías).  Pero, les pregunto, vino o no a la Tierra el Mesías?  Sí lo hizo!  Hace más de 2,000 años Dios se hizo hombre y vivió entre nosotros… Entonces, si ese es el caso, no necesitamos fe… simplemente recordamos algo que ya sucedió, y nuestra fe es en que EL QUE PROMETIÓ ES FIEL en cumplir lo que dijo.  Gloria al Señor!  Esta es una Verdad que libera!

Hermanos, el caminar Cristiano es glorioso porque la obra final de cada uno de nosotros se va a ver, va a actuar, y va a hacer las mismas cosas que Jesús hizo! (Juan 14:10-13)… no por nuestros esfuerzos ni nuestra piedad, sino POR SU ESPÍRITU!  Aleluya!

Dejad que los niños vengan a mí…

February 11, 2012

Este testimonio es increíble y en verdad lo único que resalta es la necesidad de seguir la Verdad en amor (Efe 4:15), creciendo en la Verdad que conocemos y viviéndola pues no sabemos quién nos está observando… el Espíritu Santo se encargará de atraer a todos quienes nos rodean a medida que manifestamos su Poder y Amor a los que nos rodean.

Este viernes fuimos con Oliver a jugar en el parquecito de los apartamentos ahí en Austin y en cuanto llegábamos escuché que un niñito estaba llorando.  Apenas oí eso le dije a Oliver que deje su patineta y venga para que ore por el niñito.  Resultó que el niñito se había golpeado la quijada, así que sin perder más tiempo le dije a Oliver: ‘pon tu manito en la cabeza del niño’ y lo hizo, e inmediatamente yo empecé a orar.  Después de la oración le pregunté al niño como estaba el dolor que si todavía le dolía y dijo que sí.  Entonces le dije a Oliver que ponga su manito en la quijada del niño y que repita esto: ‘dolor en el nombre de Jesucrito, vete’.  Oliver repitió eso.  También impuse mi mano sobre la cabeza del niño y en unos pocos segundos ya el niño estaba parando de llorar y simplemente dijo: ‘ya me quiero ir a casa…’  Tan linda la criatura.

Bueno, luego Oliver empezó a jugar con 2 niños ahí: Edwin y Sebastían.  Ambos tendrían sus 7 años.  Se pusieron a hacer carreras de carros sobre la resbaladera.  Una de las cosas que noté fue que Sebastián me había quedado viendo cuando estuve orando por ese otro niño.  Estaba como asombrado de que una persona cualquiera derrepente empiece a orar y las cosas empiezan a cambiar.  Bueno pues… entonces siguieron jugando a las carreras un rato más.  Después de eso, decidieron empezar a jugar a las cogidas y corrían y corrían.  Primero era Edwin el que tenía que seguirlos.  Jugaron por un momento y derrepente esuché como que Edwin mencionó: ‘ya no puedo seguir jugando’… me pareció extraño, pero en cuanto Oliver vino y le persiguió, continuó corriendo 🙂

Luego de un rato más, nuevamente Edwin viene y dice: ‘no, ahora sí ya no voy a seguir jugando’… y le pregunté ‘como así?  Qué pasó?’  Y en eso me dice: ‘es que el otro día me golpié la pierna y me sabe doler’.  En cuánto escuché eso ya sabía lo que ibamos a hacer así que le dije: oh, te está doliendo ahora?  Y dijo sí… entonces llamé a Oliver y le dije: ‘pon tu manito en la rodilla de Edwin y di esto: en el nombre de Jesucristo, dolor vete.  Pierna, sanate’.  Oliver hizo lo que le dije que haga y entonces le pregunté a Edwin como estaba su pierna… y dice con una cara llena de emoción: ‘está mejor!’ Y ya se pusó de pie listo para seguir jugando… y le pregunté si todavía sentía el dolor y dijo que sí.  Entonces le dije a Oliver nuevamente: ‘pon tu mano en la rodilla de Edwin y di esto: pierna en el nombre de Jesús, sana.  Dolor vete’.  Oliver simplemente hizo y dijo lo que le dije y cuando le pregunté a Edwin como estaba su pierna dijo: ‘ya no tengo dolor!’    Simplemente yo me regocijaba en el Señor por su gran Amor por Edwin.

Entonces después de que esto sucedió le pregunto a Edwin: ‘sabes tú porque sucedió lo que sucedió?’  Y me dice que nó sabía.  Eso abrió la puerta para presentarle el Evangelio de Jesucristo y le dije: ‘mira todo esto sucede porque Jesucristo dio su vida por tí’.  Y luego Edwin me dice: ‘Jesús?  Quién es Jesús?’  Y yo proseguí diciendo: ‘Mira Jesús hace mucho tiempo vino a la Tieraa y Él te ama tanto que dió Su vida por tí.  Después que murió, Dios le resucitó de entre los muertos y ahora está en el Cielo manifestando esta  obra de Su Amor a través de la gente que cree en Él’.  En cuánto dije esto, lo más asombroso fue que Edwin alzo su vista hacia el Cielo y dijo alzando sus brazos: ‘Jesús, gracias Jesús!’  Durante todo esto, yo notaba como a Sebastián el Espíritu Santo también lo estaba tocando.  Después de eso, Sebastián me pregunta: ‘Y usted va a la iglesia?’ Y le dije:  ‘sí… yo soy de la Iglesia de Jesucristo’… y el respondió: ‘ah, yo también’.  Y bueno, ahora ya los niños estaban listos para volver a seguir jugando, pero antes de eso Edwin me dice: ‘ah pero también, el otro día me golpié la cabeza y tengo una presión aquí en la sien’… entonces le dije que si es que la sentía y me dijo que sí.  Entonces aproveché y le dije: ‘a ver Sebastián… ven, pon tus dedos aquí en la cabeza de Edwin y repite esto: presión, vete en el nombre de Jesucristo’.  Lo hizo y cuando pregunté a Edwin cómo estaba dijo que ‘muy bien, sin dolor!’ 

Así que esas situaciones tuve la oportunidad de Traer el Reino y manifestarlo para los niños.  Lo más increíble fue que después de eso… todos ellos, me seguían y estaban escuchando cada palabra de lo que tenía que decirles.  Aleluya!  Hermanos, esta es la vida normal en el Reino, no sólo en Palabra sino en Poder (1 Cor 2:1-5; 1 Cor 4:16-20).  Gracias a lo que Jesucristo hizo, el único requisito para caminar en estas Verdades que el Padre tiene para nosotros es creer en Él a quién envió!  (Juan 6:29; Juan 14:12)   Es la Voluntad del Señor que ustedes caminen en esto (Rom 8:29-32)… pero la pregunta es creen ustedes que el Padre quiere obrar a través de ustedes?  La Iglesia es el representante de Dios aquí en la Tierra, nosotros somos sus pies, sus manos, sus ojos…

Bueno, luego de eso seguí compartiendo unas verdades con los niños ý les decía: ‘si ven toda la creación?  Dios creo esto para nosotros como demostración de su Amor… todo lo que nos rodea tiene la firma de Dios.  Al inicio todo era perfecto.. pero el primer ser humano que creo Dios terminó desobedeciéndole y por eso es que ahora vemos muerte y cosas malas que suceden en el mundo.  PERO, sabiendo que eso iba  a suceder ya Dios había preparado que su Hijo Jesucristo iba a venir a la Tierra a dar su vida por nosotros’.  Luego Sebastián me dice: ‘sí y Jesús tenía pelo largo no?’ Yo le respondí: ‘sabes, Jesús nació en Israel y ahí no tenía el pelo sino sólo hasta la oreja.  Jesús además tenía barba.  Y durante su vida en la Tierra Jesús vivió perfectamente, nunca hizo nada malo… pero al final el dió su Vida, y le apresaron y la gente se burlaba de Él, le escupían le jalaban los pelos de su barba, y luego antes de que le crucificarón le azotaron con un látigo y su espalda fue destrozada y luego le clavaron en la Cruz.  Esas heridas en su espalda es lo que provée para nosotros acceso a sanidad… y la sangre que derramó en la Cruz provée el perdon de pecados’.  Y les decía: ‘TODO esto, Jesús lo hizo por su amor por nosotros’.  Y era increíble ver como los niños escuchaban atentamente a lo que les contaba y querían escuchar y aprender más de lo que les compartía.  ALELUYA!  Artas semillas de Verdad fueron sembradas en ellos.

En eso ya la mamá de Sebastián le estaba llamando para entrar, así que tuve oportunidad de hablar con ella y de las cosas que el Señor hizo y como se movió para sanar a Edwin a través de mi, de Oliver y de Sebastián.  La alegría que le llegó a la señora cuando se enteró de lo que su hijo había hecho. 🙂  Y bueno, en eso ya nos despedimos y estabamos yendo a dejar a Edwin, y fue increíble porque el niño me decía: ‘y van a salir mañana?  Porque en verdad quiero que me cuentes MÁS de Jesús.  Quiero aprender sobre Él…. y también puedes decirles a mis papás porque no creo que ellos conocen de Él’…. Y todo el camino Edwin decía: ‘gracias Jesús!  You are amazing! Gracias Jesús!’.  ALELUYA AL CORDERO!

Así que todo eso simplemente puso un énfasis de como empezar a tocar a la juventud con este mensaje de Verdad, para que empiecen a caminar en estas Verdades como Herederos del Reino para que aquí en la Tierra sea como en el Cielo imponiendo la autoridad y dominio de nuestro Rey.  En verdad estos testimonios fueron asombrosos porque esas semillas que fueron sembradas están dirigiéndo la vida de niños que van a servir a la humanidad caminando como hijos de Dios!  Gloria a tu nombre Padre!  Y lo increíble es ver todo este fruto por la mera obediencia de una persona caminando en las Verdades de la Nueva Creación (2 Cor 5:14-21)… les aseguro que cuando llegabamos al parque había una voz que decía ‘no vayas a orar, no va a suceder nada, esos dolores no van a cambiar’… Hermanos, caminen- en estas Verdades… VÍVANLAS!  El mundo está cansado de escuchar acerca de Jesucristo y está anheloso de ver manifestado a Jesucristo a través de Su Iglesia.

Es increíble lo que Cristo quiere hacer a través de vosotros, y sólo está esperando que ustedes revelen al mundo aquel misterio guardado por generaciones (Col 1:24-29): Cristo en ustedes!  Y que simplemente debido a que lo que Jesucristo a hecho es la Verdad, y ahora podemos manifestarlo dejando que Él viva (para que obre, piense, actúe) cómo Él lo sabe hacer! (Gal 2:19-20). 

El Señor les HA bendecido en Cristo!

En medio de su incredulidad…

February 7, 2012

Este testimonio es buenísimo pues ayuda a sacar al descubierto ciertas vacas sagradas que en el Cuerpo de Cristo se han injertado y lastimosamente nos ha impedido presentar el Evangelio a plenitud.

Hace 2 días estuve en uno de los ancianatos que suelo visitar con el grupo de la congregación.  Seremos unas 6 a 8 personas las que vamos.  Generalmente la visita incluye algo de la Palabra, luego unas actividades y luego un snack.  Durante la parte de los snacks ahí es cuando aprovecho para empezar a hablar con la gente y ministrarles.  Lastimosamente, durante ese tiempo practicamente sólo se me ve a mí y talvez otra persona más ministrando a la gente.  Y precisamente sobre ese ‘bloqueo’ que la iglesia a formado es lo que quiero atacar con estas Verdades que comparto.

Pues bien, empecé a ministrar a la gente simplemente acercándome y preguntando cómo estaban y si había algo en particular por lo que podía orar, si había algún dolor o algo que les esté molestando.  El Señor se movió y trajo paz y energía sobre un par de personas.  Unos dolores en una señora también tuvieron que doblar su rodilla ante el nombre de Jesucristo.  Luego me acerqué a otra señora a quien yo ya le había escuchado que tenía como gripe o algo pues su nariz estaba como congestionada.  Y entonces le pregunté que cómo estaba, que qué estaba sucediendo con su nariz, que si tenía gripe o qué?  Bueno y me dijo que era por sus alergias que se le había acabado la medicina y que había recién salido y al regresar eso le estaba molestando.  Pues bien, yo simplemente le dije: muy bien, pues lo que voy a hacer es simplemente orar para que ese problema se retire.  A lo cual ella me respondió: ‘ah ok, sí puede hacerlo PERO YO SÉ QUE NADA VA A PASAR’…

Ok, la pregunta para ustedes es, si ustedes están ministrando, cual sería vuestra respuesta?  Lo que tradiciones del hombre enseñan -lastimosamente desde el púlpito- es: ‘si esa persona no tiene fe, pues no va a recibir nada, pues por medio de la fe es como recibimos de Dios, y como está diciendo que nada va a pasar, no cree que el Señor le vaya a sanar así que no hay caso en ministrar’… Otra tradición dirá: ‘está confesando muerte sobre su vida así que no podemos hacer nada, hasta que ella cambie su confesión’… Algunos talvez irán un poco más y avanzarán a tratar de ‘convencerles’ que sanidad es la voluntad del Señor y que Él quiere hacerlo y que ellos deben creer para poder recibir esa sanidad… Talvez si son más ‘entrenados’ en la iglesia, lograrán orar por ellos e inmediatamente decirles que tienen que tener fe, y lastimosamente eso termina en apuntar el dedo y condenación de que ‘no se han sanado porque no creyeron’.

Bueno, como verán, todas estas ataduras terminan que el ministro no pueda presentar el Reino de Dios, y hacen que simplemente nos demos la vuelta y digamos ‘bueno, no podemos hacer nada porque no están creyendo o están confesando muerte o…’  En fin, nos hacen inefectivos en destruir las obras del enemigo.   La Verdad que libera es esta: con el adecuado entendimiento sobre Autoridad e Identidad, NINGUNA de esas tradiciones del hombre pueden invalidar o anular el Poder de Dios.  Piensen en esto: si la incredulidad de las personas impide que se manifieste el Poder de Dios, cómo pudimos nosotros ser salvos?   No lo hace, por qué?  Porque nuestra relación con Dios es personal y NO ES AFECTADA por las creencias o falta de la misma en las personas que nos rodean!  Es por eso que nosotros como Embajadores de Cristo podemos ir a todo el mundo y señales siguen al creyente (Marcos 16:17-18), no dice que señales siguen a las personas que nos rodean o la persona recibiendo sanidad… no, Dios se mueve a través de sus creyentes.

Así que, lo importante es esto: nosotros como ministros del Espíritu (2 Cor 3:1-6)- debemos ser quienes debemos estar simentados en las Verdades de nuestra identidad en Cristo, y que debido a que Cristo tiene toda autoridad en el Cielo y en la tierra… nosotros que estamos en Él y Él que opera en nosotros, tenemos acceso a esa autoridad, y desde esa perspectiva es la que ministramos.  Entonces les pregunto, con este entendimiento: de que forma afecta la incredulidad de la persona recibiendo sanidad, la Autoridad que tenemos en Cristo tiene sobre toda obra del enemigo?  La respuesta es que no lo afecta!   Es por eso que las señales nos siguen a nosotros los creyentes… porque de no, habría una cláusula que diría, a menos que la persona recibiendo sanidad tenga fe.  Hermanos, ESTA ES LA SIMPLICIDAD DEL EVANGELIO!  Recibimos de gracia, damos de gracia (Mat 10:5-8)…. si hemos sido enviados al mundo -que por definición es no creyente- no podríamos dar de gracia si todo todavía está dependiendo de la ‘fe de ellos’!  Para realizar las obras de Dios, simplemente creer en Jesucristo es la única condición (Juan 6:28-29)!  Esta es la belleza del Nuevo Pacto establecido entre el Padre y Jesús… como ahora gracias a lo que Jesucristo hizo tenemos acceso al Reino cuando antes estabamos separados completamente de Dios y sin esperanza (Efe 2:10-22), y ahora podemos cumplir los propósitos que Dios ha tenido para la humanidad desde antes de la Creación.  Aleluya!

Bueno, sigo contando el testimonio.  Cuando oí lo que la señora me dijo simplemente sonreí (porque YO SÉ lo que el Padre quiere para ella) y le dije voy a orar y eso va a cambiar.  Así que ataque esa alergia, que la moquera pare, y entregue vida sobre su cuerpo.  Luego le dije que tengo que seguir ministrando a otros y yo regresaba a chequear como estaba… pues bien, en unos 5-10 mins regresé para ver como se hallaba y me dice: ‘MEJOR!  Está un 50% mejor!’  La cara de la señora brillaba viendo como el amor del Padre se había manifestado en esa situación.  Bueno, así que le dije que Cristo había cargado con todos sus pecados y también con todas sus enfermedades, así que esto tenía que quitarse completamente de encima de ella.  Así que ministré nuevamente y le dije que ya regresaría pues debía seguir ministrando a otros.  Y efectivamente, ya cuando regresé era hora de partir y le pregunté como estaba y me dijo que ‘muy bien!’ Aleluya al Cordero!

Hermanos, Él quiere mostrar su Poder y su Amor al mundo que nos rodea… sólo está esperando que nosotros lo llevemos a la situación que necesita ser cambiada… no porque ‘escuché una voz’ o ‘el espíritu me guió para hacer estas cosas específicas… o necesito una enseñanza más y con eso estaré listo, o una palabra/sermón/mensaje más y estaré listo.  NO!  Hermanos, la evidencia de nuestra madurez en Cristo viene cuando sabemos lo que hay que hacer en una situación (Heb 5:12-14, Heb 6:1-2) (cuando arriba mencioné que oí que la señora estaba con algún problema en su nariz, sabía que eso no era de Dios y que Él quería su liberación) y no cuanto tiempo hemos estado sentados recibiendo y recibiendo -emboteciéndonos de la Palabra, sin ejercitarla y sin dejar que ríos de Agua Viva fluyan de nosotros para así tocar a otros y en ese proceso nosotros crecer en estas Verdades (Juan 7:14-17)!  Estamos completos en Cristo (Col 2:6-15) y estamos confiados que debido a que Él está en mí, esta situación va a cambiar porque estamos representando al Rey.

Gloria al Señor!  Hermanos espero esto los esté provocando a buenas obras (Heb 10:19-24) y ayudando a destruir murallas que se exaltan en el conocimiento de Dios (2 Cor 10:3-5) y sigan creciendo a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Efe 4:11-14). 

Si hay algo en lo que les pueda ayudar, aquí estoy para servirles.

Están bendecidos en Él!

Su Palabra cumpliéndose en el 2012…

January 29, 2012

Este testimonio es poderoso  y es una simple manifestación de la palabra de Su Poder (Heb 1:3).  Gloria al Señor!!!

Bueno, ayer me había conectado a Skype y estaba conversando con una hermana sobre como se sentía pues el enemigo ha pasado molestándola por algo de tiempo.  Así que quería ver como estaba todo y si había algo por lo que podía orar.  Precisamente me comentó que tenía unos dolores fuertes en su cuerpo y su gargante.  También había notado que en su garganta había aparecido una ‘bolita’ y que la palpaba por adentro cuando se tocaba la garganta.  También habían otras situaciones que nos ibamos a poner a compartir la Palabra pero primeramente quería atacar la opresión del enemigo.   A continuación está descrita la cronología de lo que sucedió esa noche:

– El batallar empezó a las 9:45pm.
– A las 9:47pm ya el dolor que tenía en la garganta se había retirado – Gloria al Señor!  Aún sentía la ‘bolita’ en su cuello.  El dolor no venía de la ‘bolita’ en sí, sino aparte.  Eso no le causaba dolores
– 9:48pm empecé a atacar la ‘bolita’ y después de la oración empezamos a quitar los dolores en su cuerpo.
– 9:51pm enviando vida en contra del dolor en manos y brazos.
– 9:54pm dolor disminuyó, pero unas punzada apareció en la garganta.
– 9:55pm atacando los dolores y la punzada
– 9:57pm sin dolor en la garganta, ligero dolor en brazos y manos.
– 9:58pm seguí atacando ese dolor y para las 10:00pm el dolor se había retirado por completo.  Aleluya al Cordero!  La ‘bolita’ en el cuello aún era palpable.
– 10:03pm oré para que la ‘bolita’ se disuelva y enseguida empezamos a compartir la Palabra, hablamos sobre el Reino y nuestra Herencia en Cristo.
– A eso de las 11:03pm que terminó nuestra conversación le dije que chequée como siente la ‘bolita’, a lo cuál me respondió que no podía encontrar la ‘bolita’.  Gloria al Señor!

Después de que terminamos de hablar, estaba en reverencia a nuestro Padre de la grandeza de su Gracia como gracias al Sacrificio de Cristo, todo creyente pasa de ser ‘hijos de Adán’ y es convertido en ‘hijo de Dios’! (1 Juan 3:1-2)… somos HECHOS hijos, no ‘llegamos a ser’ o ‘alcanzamos a ser aceptados ‘ como si fuera por mérito nuestro.  No!  Somos hechura Suya (Efe 2:8-10), una Nueva Creación en Cristo (2 Cor 5:15-18).  Y todo esto, para alabanza de la gloria de Su Gracia, en la cuál nos hizo aceptos en el Amado (Efe 1:6).

Bueno, en medio de ésto el Espíritu me señalaba como esta es la Heredad que TODO Cristiano debería estar caminando.  Y me mostró como en Juan 14:12, cuando el Señor dijo: que el que cree en Él  las mismas obras y mayores el creyente las hará.  Esas Palabras son Palabras proféticas para Su Iglesia… En los Evangelios vemos a Jesucristo que en ocasiones el enfermo sanó en la misma hora.  Cuando me puse a ver el horario del chat… en 1 hora exacta ya la ‘bolita’ se había disuelto!  Aleluya!!!  Lastimosamente el Cuerpo de Cristo no ha despertado completamente a estas Verdades.  Pero Gloria al Señor!  Esta luz de Verdad sigue expandiéndose y tocando a la gente que está buscando al Señor o ha sido apartada del Señor por la religion o legalismo.  Incluso, miren esto, cuando nosotros ministramos al enfermo deberíamos esperar que sanen inmediatamente, pues el hecho que sanen en la misma hora es sólo ‘las mismas obras’… así que ‘las mayores obras’ serán cuando los enfermos sanen practicamente al instante, en toda ocasión.  Gloria al Señor!

Ahora, la pregunta para ustedes es: quieren ser parte de la Solución?  O más bien seguir escondidos e inactivos en las multitudes congregados esperando para que ‘el Señor haga algo’?  Cuando en verdad el Señor está diciendo: ABRAN SUS OJOS, YA LO HE HECHO EN USTEDES!  TODO SUCEDIÓ CUANDO RECIBIERON EL SACRIFICIO DE CRISTO!  Incluso si alguien no ha recibido tan hermoso sacrificio… como mencioné, hay 2 reinos que están guerreando en la tierra: la luz y la oscuridad.  Hay sólo 2 familias habitando en la tierra: la familia del mal (que pertenece a Satanás) o la familia del bien (que pertenece a Dios), y aquí viene un punto muy importante: DEBIDO A LA FALTA DE ADÁN toda persona pertenece a la famila de la desobediencia y no puede escapar de esa prisión a menos que reciban la Salvación que Dios ofrece a través de Jesucristo (Rom 5:15-18)… esa es la única manera en que uno viene a pertenecer a la familia de Dios.  Nuevamente, no es por buenas obras, buenas palabras, buenos actos, buenos principios, no!  Perfección es lo único que Dios acepta.  Y eso se encuentra en Jesucristo solamente.  Debido a ese sacrificio, el creyente es limpiado de toda injusticia (1 Juan 1:7-10) y se convierte en la Justicia (rectitud) de Dios en Cristo (2 Cor 5:21; 1 Juan 4:17).  Y eso es lo único que podrá limpiar vuestras conciencias y servir de corazón limpio a Dios (Heb 9:14-15).

Si hay algo en lo que pueda ayudarles, por favor háganme saber.  Aquí estoy para servirles.

Aleluya al Cordero!!!

PS: recuerden el Señor labora con nosotros y confirma SU Palabra con señales que nos sigue (Mark 16:17-18,20)… así que mientras más presenten Su Palabra (y no tradiciones del hombre) más verán Su Gloria maniferstarse en toda situación con el propósito de expandir Su Reino y destrozar el reino de la oscuridad.

Hueco en el corazón…

December 23, 2011

Gloria al Señor por este testimonio!  Alabado sea su Nombre.

Esto inició el sábado 24 de Septiembre del 2011, cuando una hermana que sigue al ministerio del Pastor Joe Funaro se conectó y empezamos a chatear.  Lo que me contó fue que en su trabajo estaba entrenando a una nueva persona que tiene 2 hijas.  La hija de 8 años había nacido con un hueco en el corazón .  Y si procedían con la operación la probabilidad de supervivencia era 50%.  A la final, se habían ‘resignado’ a que no harían la operación pese a que la niña podía morir muy joven.  Bueno, esta hermana le dijo que iba a orar.

Así que esa noche que se conectó me dijo para que oremos por el corazón de la niñita y así que lo hicimos.  Más o menos tomó 1 minuto de oración (viendo el historial del chat) en el cual  le dije que iba a atacar ese problema y ordenar que se reponga el corazón de esa niña.   Pues bien, eso fue todo, conversamos sobre otras cosas y nos despedimos.

El tiempo pasó, y en menos de 3 meses el Viernes 16 de Diciembre del 2011 en que volvimos a chatear me cuenta los detalles de la mano del Señor en acción.  Gloria al Señor!!!  Grande es su Fidelidad!  Esta hermana me contó que la señora del trabajo le había comentado como en estas épocas la niña había (ojo, el énfasis ;)) estado muy enferma, con muchas visitas al doctor y estadías en el hospital, y la señora hubiera perdido un mes de trabajo… y resulta, que la niña no ha estado enferma!  Y se había empezado a preguntar: ‘qué es distinto?’ Y luego se acordó que habíamos quedado en orar por la niña.  Gloria al Señor!

Este testimonio lo comparto para resaltar varios aspectos que muchas veces intentan nublar nuestro caminar arraigados en Nuestra Identidad en Cristo:

1) La Palabra del Señor no regresa vacía (Isa 55:10-11): la sanidad de toda persona es la voluntad del Señor y ha sido provista en el sacrificio de Cristo (Isa 53; Salmo 103:1-6).  El veredicto ya ha sido dado en favor de los oprimidos debido a que Jesucristo vino a nosotros y ahora está de nuevo junto al Padre.  Todo creyente -su Cuerpo- somos Sus representantes aquí en la tierra y estamos trayendo el Reino a cada situación que enfrentamos para que su voluntad sea hecha aquí en la tierra, como lo es en el Cielo.

2) La oración eficaz del justo puede mucho (Stgo 5:16b-18): cuando vemos el ministerio de Jesucristo en la tierra, nunca lo vemos rogando al Padre para que haga algo.  No!  Él, como Hijo de Dios conocía la voluntad del Padre -revelada en las Escrituras por medio del Espíritu Santo que moraba en Jesucristo- y simplemente anduvo haciendo el bien y sanando a los oprimidos (Hechos 10:38).  Nosotros, como imitadores de Cristo, debemos hacer lo mismo.  En vez de rogar que el Padre haga algo, nuestra actitud es la misma que Cristo y con la Autoridad que el nombre de Jesús tiene, vamos a ministrar y ordenamos al enemigo que se retire y  cancelamos esos ataques sobre la persona.  Lo único que estamos haciendo es dejando que el Espíritu de Vida (Rom 8:11) venga a cubrir la necesidad de esa persona.   Es debido al sacrificio de Cristo que ahora somos la Justicia de Dios en Cristo (2 Cor 5:21)… ahora lo SOMOS, no estamos volviendonos… SOMOS la justicia de Dios.  Es por eso que nuestras oraciones son eficaces.  Gloria al Señor!

Nuestras oraciones, al estar alineadas con su Palabra son contestadas pues la Autoridad de Jesucristo es la que respalda y verá que se lleve a cabo lo que nosotros nos hayamos propuesto para avanzar por el Reino de Dios.  Hermanos, esto es lo que espera a todo creyente que decide tomar a Jesucristo en su Palabra (Juan 14:12): no hay nada especial en mí… lo único que me hace especial ante los ojos del Padre es el sacrificio de Cristo, y debido a eso yo he tomado la decisión de empezar a caminar de la manera en que Jesucristo caminó y haciendo las obras que Él hizo para simplemente traer el Reino de Dios a suplir la necesidad que sea necesaria en cualquier ocasión.  Si ustedes son creyentes, tienen el mismo don que yo: el don del Espíritu Santo.

El mundo está esperando que nosotros despertemos a nuestra Identidad en Cristo para que así  el Amor y el Poder de Dios venga a mostrarles tan grande plan de reconciliación que ha sido predispuesta antes desde la fundación del mundo (Efe 1:3-5)!  Ahora, lo único que está bloqueándolos para que empiecen a caminar en estas Verdades es esto: están listos a aceptar esto y creerlo?  Dios quiere mostrarse poderoso a través de sus Hijos (2 Cron 16:9)!

Es hora de ayudar al mundo y manifestar el amor del Padre… ya religión y tradiciones han hechado tanta atadura sobre la gente hasta el punto que ‘a menos que tengan fe, no podrán recibir del Señor’.  Hermanos, nosotros como Sus representantes somos los que debemos estar cimentados en Su Palabra, sabiendo que cuando nosotros oramos, creyendo, eso es lo que permite que ellos reciban  lo que nosotros estamos orando para ellos (Mat 21:22).  No es cuestión de que ellos tengan fe… ustedes tengan fe por ellos, pues es la Autoridad del nombre de Cristo lo que lleva a cabo la obra!

Están enormemente bendecidos en Él!!!

Engaños al descubierto!

November 6, 2011

Es increíble cuan sutil es el enemigo, como sus ‘estrategias’ no han cambiado desde el Jardín del Edén. Siempre que nos aproxima intenta desenfocarnos con el cuento de ‘conque Dios ha dicho… no, no ha dicho eso, sino esto…’ (Gen 3:1-4). Lastimosamente nosotros muchas veces mordemos el anzuelo y escuchamos a la voz del extraño…

Pues bien, este fin de semana necesita hacer compras así que me dirigí a Walmart y estuve decidido que tenía que dedicarme a orar por gente que necesite sanidad… varias veces ya el enemigo me atrapaba con sus mentiras y yo tropezaba con las trampas que tendía en mi camino.  Esta vez dije, no puedo seguir así, sino que debo seguir creciendo en estas Verdades. Es muy importarte notar que para seguir creciendo uno debe seguir haciendo la obra, y no simplemente ‘aprendiendo’… la verdad es que sólo cuando uno aplica lo que ‘aprende’ a tal grado que  esas Verdades transforman nuestra forma de pensar, hablar, actuar… ahí es cuando en verdad hemos aprendido, caso contrario sólamente conocemos al respecto y todo es teoría.

Pues bien, me dirigí a Walmart y empecé a hacer las compras y en un cierto instante vi que había un grupo de 3 personas: 1 persona enferma y 2 personas que estaban con ella.  Ah!!! Esas situaciones en que hay varias personas alrededor del enfermo son las que más me detienen… pero sigo orando y buscando que el Padre me muestre otras avenidas y estrategias de como aproximarlos.  Hasta que eso pase, la forma en como los aproximo es según estrategia para ‘accidentalmente’ ponerme al lado de ellos y así poder manifestar el Reino de Dios en sus vidas :D.  Muy bien pues, entonces habían estas 3 personas y mientras yo hacía compras y paseaba por lo pasillos ya buscaba la estrategia para aproximarlos… pero en cada momento algo se interponía.  Ya el enemigo había empezado a gritar en mi oído: ‘no, ellos te van a rechazar… nada va a suceder… ellos te van a confrontar’… varias cosas por el estilo que a la final ya me estaban por poco desviando de mi objetivo: ministrar a esta persona.

Bueno, me fui por otro lado de la tienda.  Tuve la oportunidad de orar por otra persona, y luego que volví donde el grupo de 3 personas estaban, los ví que estaban por el pasillo donde están los panes.  Así que viendo hacia donde se dirigían enseguida aceleré para llegar hacia por donde ellos estarían pasando.  A la final el encuentro sucedió en la sección de verduras cerca de las manzanas… es increíble cómo el Señor organizó todo pues en todo el tiempo que estaba buscando como aproximarla, siempre ella estaba guiando al grupo o estaba en la mitad del grupo… pero esta vez ella estaba al final y los que estaban con ella se adelantaron!  Así que estuve justo en una situación a la cual ya estoy bastante familiarizado: 1 a 1.  Pues bien, en cuanto ella venía de la parte de los panes yo ya estaba por las verduras e hice mi intercección cerca de las manzanas simplemente haciendo como que casi nos chocabamos hehe.  Hasta el último momento el enemigo seguía gritando… ‘no, no te acerques, se va  a ofender… no quiere saber nada de Dios… ella piensa que Dios hizo esto’…  A pesar de todo lo que oía, en ese mismo rato le pregunté, qué había pasado y porque usaba ese carrito.  Me empezó a contar de una operación en su espalda y problemas que tenía porque las operaciones no habían servido y le habían estropeado.  Además sobre unas cuestiones con sus rodillas… pues bien.  En ese instante simplemente le dije: ‘estaría honrado de poder orar por ella’, a lo cual la señora aceptó.  Así que ataqué esos dolores, que su espalda se reponga, y sus rodillas se alineen.  Apenas acabé de orar… volví a oir al enemigo con sus típicas cosas: ‘no, ya no preguntes como se siente con el dolor… ya puedes irte ya oraste…’   Bueno, la tentación era grande para retirarme… pero simplemente me quedé ahí y empecé a compartirla el Evangelio de cómo el sacrificio de Cristo por nosotros había provisto su salvación pero también su sanidad, y que yo, como representante de Jesucristo simplemente estaba ahí para establecer lo que Él había provisto para ella, porque en Sus ojos esa enfermedad era algo ilegal.   Y lo increíble de todo fue lo que me dijo la señora: ‘Gracias, justo esto era lo que necesitaba.  He estado orando a Dios para que envíe a alguien por mi camino!’   En ese momento las verdades no brillaron para mi, yo estaba enfocado en ver como se estaba sintiendo con sus dolores, así que le pregunté como estaba sintiendose con la espalda y dijo que mejor.  Y con sus rodillas me dijo que ahora ya podía moverlas (que era algo que no podía hacer antes).  Así que nuevamente oré por ella y envié palabras de vida y restauración sobre su cuerpo.  Después de eso me dijo también que ore por su hijo que tenía problemas de bi-polaridad, así que atacamos eso también.  Bueno, después de todo eso,  las otras 2 personas se volvieron a juntar con ella y habían resultado ser su mamá (que también era Cristiana) y su hijo (el que tenía el problema mental).

Así que después de todo eso, ya cuando me dirigía a casa, el Espíritu me ayudó a traer luz sobre esas verdades que no entendí en ese momento.  Me mostró cómo el enemigo utiliza sus engaños para tratar de mantenernos alejados de esas oportunidades de nosotros ser la respuesta a la oración que alguien ha estado enviando a nuestro Padre.  Eso fue poderoso porque me di cuenta que cuando el Espíritu trae a alguien a nuestra atención a medida que estamos en algún lugar… es para que nosotros vayamos y manifestemos el Reino en esa situación.  Pero lastimosamente, la mayoría de veces nosotros estamos muy enfocados en nosotros mismos (que dirán o pensarán de mí, me van a rechazar, que pasa si nada sucede? – y a la final simplemente son tácticas del enemigo para enfocar nuestra atención sobre nosotros en vez de sobre la cosecha del Señor).

Va llegar un momento en que cada uno debemos tomar la decisión de decir: ‘ok… esta es la Verdad que el Señor me ha enseñado.  Esta es la persona que Dios me ha hecho… y soy una nueva criatura en Cristo (2 Cor 5:17), y ahora mi naturaleza (Efe 4:20-24) es la misma naturaleza de mi Padre que quiere manifestar su amor a la gente a través de mi’.  La decisión está en nuestras manos… debemos sumergirnos en las Verdades de nuestra nueva identidad, y que operamos motivados por el amor que el Padre ha vertido sobre nosotros (1 Juan 4:17-21)!

Me despido con esta bendición para todos ustedes “… para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de la plena seguridad del entendimiento; a fin de conocer el misterio de Dios, y del Padre, y de Cristo,  en quien están escondidos todos los tesoros de sabiduría y conocimiento.  Y esto digo para que nadie os engañe con palabras persuasivas.   Porque aunque esté ausente en la carne, no obstante en espíritu estoy con vosotros, gozándome y mirando vuestro orden y la firmeza de vuestra fe en Cristo.   Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en Él;  arraigados y sobreedificados en Él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en ella con acciones de gracias.  Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y vanas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,  y vosotros estáis completos en Él, el cual es la cabeza de todo principado y potestad.  En quien también sois circuncidados de circuncisión no hecha de mano, en el despojamiento del cuerpo del pecado de la carne, en la circuncisión de Cristo.   Sepultados con Él en el bautismo, en el cual también sois resucitados con Él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.  Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con Él; perdonándoos todos los pecados, cancelando el manuscrito de las ordenanzas que había contra nosotros, que nos era contrario, quitándolo de en medio y clavándolo en la cruz;  y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en sí mismo”.

El Señor les HA bendecido.

En medio de todo lo que venía a mi cabeza…

June 6, 2011

En Junio 5, 2011 fui al ancianato “Emeritus” por segunda vez. Recuerdo en esos días había estado dedicado a las traducciones de los videos del entrenamiento de técnico de sanidad divina que el hermano Curry Blake compartió en Seattle. Recuerdo uno de los testimonios que daba me ayudó mucho pues en esas semanas el enemigo estaba murmurando cosas acerca de como yo no estaba haciendo lo suficiente, y que ‘algo’ estaba faltando en mis oraciones. El testimonio que el hermano Curry compartió era sobre como en una reunión cuando había llamado a que gente venga para recibir sanidad había ministrado a una persona que le había dicho que su problema era su espalda. Así que el hermano Curry ministro ordenando en las líneas de ‘espalda funciona’. Había ministrado unas 3 veces y aparentemente sin cambio notable en ese momento. Al siguiente día esta persona se le había acercado al hermano Curry y le dijo: ‘hermano Curry, puedo mover mi espalda!’ El hermano Curry no prestaba mucha atención a más de ‘oh que bien que se mueve’. Y la persona le insistía ‘no, no entiende… PUEDO mover mi espalda’. Curry le preguntó al respecto y resulta que esta persona había tenido una vara de acero en la espalda tras una operación por un accidente! En eso fue que el hermano Curry se dio cuenta de tan grandioso milagro que el Señor obró. Lo que más me llamó la atención fue lo que mencionaba Curry acerca de que en esas epocas que estaban creciendo en el ministerio, decía que ‘su fe no estaba como para ver a Dios disolver varas de metal’. Pero que la intención de Curry al orar simplemente era que se cumpla la voluntad del Señor, es decir, que la espalda funcione. Y para que la espalda funcione, el Señor hizo que sea la vara desaparezca o se haga hule! Aleluya al Cordero! Gloria al Señor!

Este testimonio fue algo que me ayudo a ver como a medida que salimos y nos ponemos ‘en las ramas’ de cualquier situación, Él está ahí. A veces pensamos (es decir, prestamos atención a los susurros del enemigo) que hay ‘algo faltante’ en nosotros y que para aquella situación no estamos preparados. La verdad es que al momento en que creemos en el sacrificio de Cristo por nosotros, ese es el momento en que somos capacitados para hacer la obra del Reino: “Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Ésta es la obra de Dios, que creáis en el que Él ha enviado” (Juan 6:28-29). Al momento que creemos en Él como el cordero de Dios que quita los pecados del mundo, esa es la última obra que hacemos (o decisión que tomamos)… pues una vez que sucede eso, le pertenecemos a Él (1 Cor 6:20), somos hechura suya (Ef 2:10), y ahora la vida y obras (buenas obras, señales, prodigios, milagros) es la vida que Cristo vive a través de nosotros (Ef 2:10, Gal 2:20).

Bueno, el testimonio en el ancianato fue este. Hubo el estudio bíblico, luego hicimos unas actividades y luego empecé a preguntar a gente para ver como estaban y si había algo que les esté doliendo o molestando en su cuerpo. Había ahí una señora que estaba en una silla y tenía una como almohada de espaldar. Así que le pregunte sobre que era eso y me dijo que tenía problemas con la espalda. Así que en ese momento, le pregunte si tenía molestia o dolor y me dijo que sí.
Lo que entonces hice fue algo que nunca había hecho desde que había empezado a ministrar y hacer Su obra. Le dije a la señora párese (!!!)… ‘a ver, trate de tocar sus dedos del pie’. Yo esto sólo lo había visto en videos de testimonios de sanidad o gente ministrando pero nunca lo había hecho por mi cuenta. Así que en verdad estaba caminando en territorio que no conocía! Pero Gloria al Señor porque Él es fiel y confirma Su Palabra con las señales que siguen a los creyentes (Mar 16:17-18, 20) y debido a que nosotros simplemente estamos no pensando en nosotros mismos (con el ‘que irán a decir’, no tengo ‘experiencia’, y que si ‘nada sucede?’…) -es decir estamos amando a nuestro projimo- Él simplemente está ahí para confirmar Su Palabra según nuestros pasos.  Yo dentro de mí pensaba ‘uy, y ahora que va a ser!’… pero en verdad yo sabía que tenía que en un día u otro tomar la decisión y EXPONERME a ‘fallar’… no era cómodo, hasta sentía como que mi cara se ponía colorada por nervios o vergüenza, pero a pesar de todo eso, y que mi corazón estaba latiendo acelerado, no me moví. Simplemente imité lo que había visto y oído a otra gente que había visto ministrar a los enfermos.

Bueno, pues, entonces ella empezó a doblarse y a lo que sus manos llegaban a la altura de sus rodilla, el dolor ya fue fuerte y se regresó quejándose que le dolía. Le pregunté sobre que nivel de intensidad diría que era el dolor que sentía y me dijo que un 8. Entonces le dije que iba a orar por ella y le expliqué el evangelio de cómo Jesucristo en la cruz había cargado con todos nuestros pecados y transgresiones pero además de eso, cargó con todas enfermedades y dolencias, y que lo hizo porque nos ama. Así que empecé y ordené algo así ‘espalda funciona ahora! Todo dolor se retira, músculos funcionan perfectamente. Espalda funcionas perfectamente YÁ! En el nombre de Jesucristo’. Una vez que acabé esa oración enseguida le dije ‘ok, a ver, trate de tocar sus pies de nuevo’. Ella me regresó a ver con unos ojos de ‘acaso no viste como me dolía la espalda?!?!’ Pero en fin, empezó a doblarse para tocarse los pies… y derrepente sus manos ya pasaron sus rodillas…. y llegando a sus tobillos dijo: ‘wow… eso es algo por primera vez!’ ALELUYA! Le pregunté como se sentía y me dijo que mejor. Le pregunté si aún estaba el dolor y dijo que sí pero menos a una intensidad de 4. Entonces le dije que nuevamente iba a orar y que ese dolor tenía que retirarse de su cuerpo. Nuevamente ordené a ese dolor que se retire y que los músculos funcionen a perfección. Luego de eso le pregunté que cómo estaba el dolor y que trate de toparse los pies. Me dijo que el dolor estaba en una intensidad de 2, y mientras se doblaba para tocarse los pies, logró tocar la punta de sus pies y que era algo que no había podido hacer antes! Gloria al Señor! Se volvió a levantar y esta vez le hice que ella repita tras de mi mientras yo oraba. Atacamos ese dolor, y después de orar, el dolor había dejado a esta persona completamente.

Desde esa ocasión empecé a simplemente preguntar a las personas que empiecen a mover o hacer algo que no podían antes (e incluso aún cada vez que ministro una espalda el enemigo sigue susurrando ‘no va a pasar nada’… que tan gran perdedor es!!! Sabía que eso era lo que mencionan en el entrenamiento de sanidad divina para hacer al ministrar…. pero me tomó como 1 año y 3 meses el aplicarlo más a menudo…. y sin embargo, hay situaciones en que yo mismo pongo bloqueos y no lo hago. Los bloqueos en verdad son prestar atención a las palabras del enemigo. En verdad es mejor ignorarlas y ministrar hasta ver el resultado que Dios promete en su Palabra: la sanidad del enfermo. Con los enfermos, es importante preguntarles que hagan algo que no pueden hacer. Pues muchas personas están acostumbradas a que luego de la oración que recibne… la persona que ministra se va de ahí. Y los cuerpos de ellos han sufrido un cambio luego de nosotros orar, pero como no insistimos… simplemente ellos siguen creyendo que están enfermos y nada a pasado. Al ellos dar testimonio, también pueden darse cuenta que el enemigo se ha retirado de su cuerpo y debido a que nosotros les hemos presentado el Evangelio, entonces ellos saben que las cosas que estamos diciendo son le Verdad y que el Señor tiene sus ojos sobre ellos para que ellos empiecen a caminar por el destino que Dios tiene para todo creyente : el de conformarse a la imágen de Cristo (Rom 8:29) y por lo tanto hará las mismas obras y mayores que Él (Juan 14:12).

Están enormemente bendecidos en Él!
Sigan liberando a los cautivos!

Gloria a Su Nombre